Liga de fútbol de Paraná Campaña

LIGA DE FÚTBOL DE PARANÁ CAMPAÑA

Fundada el 13 de mayo de 1953 - Afiliada a AFA

Los Inmigrantes 265
María Grande (CP3133)
Entre Ríos - Argentina
Tel. fax: +54 0343 494 0206

A treinta años de debut

Un 20 de octubre de 1985 la Liga de Fútbol de Paraná Campaña tuvo su primer representante compitiendo a nivel provincial y nacional. Desde ese año nuestra Liga comenzó a competir en los recordados Torneos Regionales de AFA.

El primer equipo que tuvo el privilegio de representarnos fue Atlético María Grande. El desafío de competir con los equipos históricos y grandes de Entre Ríos no fue fácil. Por aquellas épocas, la Etapa Provincial, se jugaba entre cinco equipos. En el ’85 Atlético María Grande enfrentó a Belgrano (Liga Paranaense), Los Charrúas (Liga de Concordia), Deportivo Urdinarrain (Liga de Gualeguaychú) y Gimnasia y Esgrima de Concepción del Uruguay (Liga de C. Uruguay). Justamente con este último rival se daría el primer paso. Rubén Rezett, Presidente de la Liga de Fútbol de Paraná Campaña, recordó aquél histórico momento.

Formación de la Foto: Parados: Gentile, López, Dapit, Lell, Vera, Peralta. Inclinados: Giménez, Moine, Sphan, Meirini y Retamar. Equipo que debutó de local ante Belgrano de Paraná el 23 de octubre del ’85.

¿Por qué se comenzó a jugar recién en 1985? “En nuestra Liga no había proyección, el que salía campeón salía campeón y nada más. No se participaban de los Regionales. En los años ’70 y ’80 Atlético Paraná perdió varias finales nacionales, Patronato clasificó al Nacional del ’78, Belgrano perdió otra final, los equipos de la costa del Uruguay también tenían su peso. Entonces si ellos podían, porque no iba a poder Paraná Campaña jugar en esos Regionales”.

¿Cómo se llegó? “En el boletín oficial del Consejo Federal salieron los requisitos para acceder a una plaza del torneo. Lo fundamental era tener en la jurisdicción deportiva más de 50 mil habitantes. Después tenía que tener un estadio con muchos requisitos: tribunas para más de cuatro mil personas, plateas para mil espectadores y vestuarios para los equipos y los árbitros. Nosotros no teníamos ninguna cancha con esos requisitos. Primero fui a la Dirección de Censo y Estadísticas de la Provincia y me dieron un informe de estadísticas que decía que dentro de nuestra jurisdicción había más de 50 mil habitantes, sumando todos los pueblos de Paraná Campaña. Pero faltaba el estadio. Estábamos en pleno campeonato, Atlético Hernandarias y Atlético María Grande eran los punteros, se jugaba con otro formato. Entonces se acordó, en una reunión de delegados, recortar el campeonato y que los dos punteros definan en una final quien sería nuestro representante. Atlético María Grande ganó  esa final y fue nuestro primer equipo en un Torneo Regional”.

¿Y el estadio? “Estábamos sobre la hora para inscribirnos. La mayoría de las canchas no tenía ni alambrado olímpico y menos las exigencias del Consejo Federal. Hable con Conrado Schamble, que era el Presidente de Atlético María Grande, le explique cómo iba a ser todo y recuerdo que me dijo ‘métale, métale vamos a entrar’. Entonces comenzamos con los preparativos del estadio. Vino la primera inspección del Consejo. Fue un representante de la Liga de San Jorge que vio lo que estábamos haciendo y nos autorizó para seguir. Faltaba menos de un mes, ya no podíamos dar marcha atrás. Se trabajó en el taller de Carlos Amorosi, (actual local de LAR -Av. Urquiza) todo el día hasta altas horas de la madrugada. En la cancha había más de 200 personas trabajando, dirigentes, jugadores e hinchas trabajaron todo el día para terminar con las obras. Vino la segunda inspección y nos autorizaron el estadio. Se hizo tejido olímpico, la tribuna y las plateas. Todo lo indispensable”.

¿Cómo respondió Paraná Campaña? “Nuestro debut de local fue con Belgrano de Paraná. Fue de noche, un miércoles, con un gran marco de público. Más de tres mil personas de todos lados de Paraná Campaña estuvieron en ese partido. Era un acontecimiento que nunca habíamos vivido. En los demás partidos también las tribunas estaban llenas. Era algo grandioso jugar esos partidos”.

Los rivales: “Todos los equipos eran renombrados. Los de Paraná, Gualeguaychú, Concordia, Colon, Concepción del Uruguay. Todos con mucha historia. Pero el ‘fútbol chacarero’ se hizo respetar. Ese Belgrano de Paraná llegó hasta la final con Belgrano de Córdoba para ascender al Nacional B. Nosotros éramos de pueblos chicos, con 5 mil personas, contra las grandes ciudades de la Provincia”.

Anécdota: “Atlético jugaba con Gimnasia de Concepción del Uruguay, en María Grande, a las 16 hs era el partido. Y los árbitros nunca llegaron. Las comunicaciones no eran como ahora, entonces nunca nos enteramos que les había pasado. Supuestamente se tenía que jugar al otro día, pero era muy costoso. Entonces llame a la Liga Paranaense y mandaron una terna. Se hizo un acta para el Consejo, que la avaló, y nos agradeció por lo que hicimos porque si no se tenía que reprogramar toda la fecha”.

El 20 se septiembre, en Concepción del Uruguay, Atlético María Grande perdió 1-2 con Gimnasia y Esgrima. “Atlético María Grande cumplió auspiciosa actuación en C. del Uruguay pese a la derrota” así se tituló la crónica del partido en El Diario de Paraná. Gerardo Giménez anotó la igualdad transitoria para nuestro representativo. La formación de aquel equipo fue la siguiente: Gentile; López, Lell, Peralta, Dapit; Retamar, Balbuena, Giménez; Sphan, Merini y Moine.